Ramon González es experto internacional en robótica y CEO de Robonity, donde trabaja actualmente tras su paso por el Massachusetts Institute of Technology. Se le considera una eminencia internacional en este campo

Presentará la ponencia “Tendencias en robótica aplicada a la agricultura: el futuro de la agricultura”

Con una sólida experiencia aplicando robots en las condiciones más difíciles y con las agencias y entidades más prestigiosas del planeta (MIT, NASA, OTAN) en Robonity han comenzado a aplicar esta experiencia en el mundo agro: centros de post-recolección y en las propias labores en el campo. Ya pueden decir que los clientes de robonity son más productivos, más eficientes y sobre todo más felices.

En su ponencia en el III Congreso Nacional de Fruta de Hueso, el CEO de la “startup’ de Almería Ramón González, nos pondrá al día sobre su experiencia y en cómo se visiona la aplicación de la robótica en el sector agrícola donde ya empiezan a verse proyectos que despuntan por ser pioneros en el campo.

El mundo agro y la robótica, condenados a entenderse

Para Ramón González, “la agricultura nos acompaña desde los primeros días de la evolución humana, la robótica es mucho más reciente, pero ambas serán aliadas en nuestro futuro”. “De hecho-continúa González-, las empresas actuales relacionadas con el mundo agro deberán más pronto que tarde “contratar” a estos seres de chapa y chips. Esto no sólo significa más puestos de trabajo sino más especializados”.

          «Las empresas actuales relacionadas con el mundo agro deberán más pronto que tarde “contratar” a estos seres de chapa y chips»

Tras tres años en el MIT como investigador y periodos de docencia en varias universidades españolas, Ramón ha decidido centrarse en aplicar sus conocimientos en robótica al sector que nutre la tierra que le vio nacer: la agricultura intensiva.

Ramón González augura un futuro muy cercano en el que “la robótica creará más empleo en tareas agrícolas tradicionales, y en puestos de mayor especialización».

La robótica ha llegado para quedarse en la agricultura

Tractores labrando y recolectando sin nadie al volante, transpaletas y torillos robotizados capaces de mover palets y cajas en centros de manipulado, grandes estaciones robotizadas capaces de clasificar pepinos o tomates y colocarlos en cajas -como hacen en Robonity- o drones capaces de identificar el estado de un cultivo en pocos minutos… son algunos ejemplos de cómo la robótica se ha instalado en la agricultura, y tal y como afirma Ramón González “esto es sólo el comienzo, pues los robots han venido para hacer nuestros procesos agrícolas más productivos y eficientes”.

          “Lo más importante de las máquinas son las personas»

En todo caso, el ingeniero almeriense tiene claro que el factor humano siempre será un factor determinante, y de ahí uno de los lemas de Robonity: “Lo más importante de las máquinas son las personas. No debemos de perder de vista que la tecnología se crea por personas para ponerla al servicio de personas. No somos las personas las que estamos a merced de las máquinas.”

Y siguiendo con el factor humano, y en cómo repercutirá la robotización en los empleos en el campo, Ramón González aclara que “La tecnología digital, y la robótica en particular, creará más puestos de trabajo, no sólo en tareas tradicionales como recolección o destalle, sino en puestos que requieran una mayor especialización, tales como mecánicos de robots agrícolas, informáticos especialistas en apps agrícolas o ingenieros de robots agrícolas.”

En definitiva, todos los sistemas que proporciona la robótica, y la tecnología digital en general, no sólo se traduce en “hacer la vida más fácil” a las personas que trabajan en el campo, sino que, a la postre, significa un mayor control de su producción.

Programación de estaciones robotizadas, visión artificial y sistemas automáticos, robots que hacen más productivas y eficientes tareas fundamentales de un centro de manipulado de frutas, nuevos productos para el campo, etc. son algunos de los temas en los que Ramón González nos pondrá al día a través de su ponencia, que se prevé de lo más interesante y novedosa.